Seguramente ya te habrás encontrado en la molesta situación de querer regalar unas preciosas flores a alguien especial y sin embargo siempre surge la misma duda ¿Cuál escoger? El propósito de este post es que conozcas una de nuestras flores más especiales: las flores de Caléndula, ideales por su belleza, propiedades naturales y fácil cuidado.

La Caléndula también conocida como flor maravilla o reinita, es una hermosa planta distinguida por sus coloridos y llamativos cabezales florales generalmente de tonalidades naranja y amarillo vibrante y suave textura. Su nombre proviene del latín ¨calenda¨ que significa calendario, precisamente por su capacidad de florecer a lo largo de todo el año. Sus preciosas flores se cierran de noche y se abren al amanecer, algo que resulta digno de admirar.

Gracias a su efecto calmante, relajante  y  de fácil cultivo se ha convertido en una de las plantas más famosas  en la actualidad. Por eso LolaFlora te invita a conocerla.

Increíbles propiedades


En primer lugar, es considerada como una planta milagrosa, debido a sus grandes cualidades curativas. Sus propiedades de tipo analgésicas y cicatrizantes te ayudan a desinflamar cualquier tejido y a contribuir en lo procesos de regeneración de la piel.

Además, es rica en flavonoides por lo que ayuda a mejorar la circulación y a regular los ciclos básicos de la mujer. No obstante, uno de sus principales usos es como antiséptico facial y corporal, ya que las flores de Caléndula suelen incluirse en numerosas cremas para tratar el acné, la dermatitis y la deshidratación cutánea.

Te sugerimos consumirla elaborando una infusión con la flor seca o fresca y endulzando con azúcar o miel, y verás los resultados. Igualmente, sus pétalos son comestibles y suelen utilizarse también para sazonar algunas comidas, siendo parecidas al azafrán. Aunque es la preparación de aceites, jabones y cremas de Caléndula lo que más ha comenzado a incluirla en el mercado cosmético.

Así que si buscas regalar una flor con más de una propiedad curativa y medicinal, ya sabes que la Caléndula es la adecuada.

Sencillo cultivo


Esta planta se reproduce fácilmente por semillas y tiene la capacidad de generar grandes cultivos. Sus flores suelen alcanzar una altura que oscila entre los 15 y los 22 cm, necesitando un amplio espacio para crecer. Te sugerimos que cuando la planta tenga un tamaño que supere las 2 pulgadas, simplemente la trasplantes a una maceta más grande recordando siempre dejar espacio entre sí ya que sus flores son bastante voluminosas. Es recomendable dejar una distancia de unos 30 cm entre cada plantación.

Lo atractivo de esta planta es que disfruta de estar en climas templados, sin embargo, resiste perfectamente en temperaturas altas y bajas. De ahí que si vives en un país tropical o de cuatro estaciones, siempre podrás igualmente plantar la Caléndula. Lo aconsejado es plantarla en primavera debido a las temperaturas templadas de esta época del año.

Su cultivo es increíblemente sencillo ya que la planta suele crecer tanto bajo sol o sombra y lo único que debes procurar es evitar situarla en lugares muy húmedos. Esta planta se adapta a diferentes tipos de suelos y generalmente  su tasa de germinación es alta, así que ten por seguro que lograrás cultivarla.

Aquí te mostramos cómo plantar tu Caléndula paso a paso:

  1. Escoge un semillero adecuado, puede ser un vaso de yogurt, algún envase de leche o simplemente una maceta pequeña. Recuerda que debes hacerle huequitos en el fondo para que la tierra respire naturalmente.
  2. Rellena el semillero con tierra fresca y un poco de arena, dejando libre más o menos dos tercios del recipiente.
  3. Luego coloca sobre la tierra una o varias semillas de Caléndula y tápalas nuevamente con bastante tierra.
  4. Finalmente, debes regar tu semillero y ubicarlo en un sitio donde, los primeros días del cultivo, de ser posible reciba bastante luz solar directa.

Te aconsejamos que una vez que las flores sean cosechadas las guardes en un lugar seco y oscuro para que se conserven hasta ser utilizadas.

Fácil cuidado


Si eres de los que vive corriendo y a duras penas logras regar una pequeña plantita, te informamos entonces que la Caléndula es tu flor ideal ya que requiere un cuidado mínimo diario.

Es fundamental que realices un riego constante hasta que deje de florecer, así que regar dos veces al día con un poco de agua es lo recomendado. Igualmente te aconsejamos abonar la tierra cada 15 días aproximadamente y cortar las flores que vayan marchitándose en el proceso. Procura ubicar tu planta en el exterior y dejar en un lugar oscuro las semillas durante la germinación.

Esta planta está de moda en los huertos y jardines precisamente por ser sencilla y fácil de cuidar y mantener, y como ves regalar flores de Caléndula resulta una linda opción si buscas una flor hermosa con grandes cualidades medicinales y un fácil cultivo y cuidado. LolaFlora te ofrece los más lindos arreglos florales  con llamativas Caléndulas para que alegres los rincones de tu hogar o el de tu ser querido de una forma especial.

Además las caléndulas se han asociado con símbolos de fortuna y buena suerte. En la India se utiliza para decorar las estatuas de las deidades hindúes, y los mayas y aztecas solían emplearlas en sus altares y ceremonias. Se cree que esta planta tiene la capacidad de armonizar los latidos del corazón y mejorar el ánimo de quien la utiliza. Así que anímate a cultivar estas mágicas semillas.

Close